Salsas de finas hierbas frescas

 


Finas substancias del jardín de la naturaleza

En las colinas soleadas a orillas del río Meno hay una granja en la que se cultivan las finas hierbas para las salsas Gourmet de Lebe Gesund.

En estos campos crecen los cebollinos, el perejil, la rúcola y la albahaca según el cultivo pacífico de la tierra, sin abonos artificiales ni pesticidas. Apoyamos a la finas hierbas en su crecimiento utilizando abonos naturales que las fortalecen y las cuidamos con mimo. Ellas agradecen este cuidado natural dando un aroma especialmente intenso.

El mantenimiento de estos aromas propios de las finas hierbas es nuestra máxima durante el proceso de elaboración de los productos delicatessen «Lebe Gesund» (Vive sanamente).

 

«Nosotras, las salsas de finas hierbas frescas, somos lo que nuestro nombre dice: ¡elaboradas con finas hierbas! La maceración de hierbas frescas en aceite para su conservación es un método de antigua tradición que exige un esmerado trabajo artesanal. Nuestras hierbas son recolectadas a mano, picadas cuidadosamente y maceradas en aceite de oliva o de girasol de primera calidad para conservar sus cualidades.  De este modo se mantiene el excepcional perfume de las hierbas y el sabor vivo y completo del ajo silvestre, la albahaca, el perejil y el cebollino frescos.

Con nosotros usted tiene un ramo de finas hierbas en casa y lo que es aún mejor: nosotros mantenemos la frescura de la naturaleza y nos conservamos durante meses. Somo un pequeño jardín de finas hierbas que puede usar durante todo el año».


 

«Recolectamos a mano»

 

En medio de la naturaleza, en el idílico  Bosque del Spessart, crece una conocida fina hierba medicinal: el ajo silvestre

El ajo silvestre toma la fuerza y las sustancias nutritivas que necesita del sano suelo del bosque y así desarrolla su sabor y también sus muchas cualidades benéficas para la salud.

Al cosechar esta preciada fina hierba, normalmente en Marzo, hay que tener muy en cuenta que: «El ajo silvestre hay que recogerlo antes que florezca, porque después la fuerza de la planta se va a la flor», nos explican los agricultores del cultivo pacífico de la tierra. «Recolectamos las hojas a mano y con mucho cuidado para que ninguna hoja se doble o se presione para que todo los aceites etéricos se queden en ella».

En el departamento de la producción de delicateses de la empresa Lebe Gesund (Vive Sanamente) las hojas frescas de ajo silvestre se limpian cuidadosamente, se lavan en agua con vinagre y se trocean.  Y se ponen a macerar en un aceite de oliva artesano muy bueno y prensado en frío, aceite de girasol y con sal gema natural resultando al final el preciado Pesto de ajo silvestre. Para el deleite de los amantes de las finas hierbas este pesto se conserva más de un año sin sin utilizar ningún tipo de conservantes.

 

«La salud de su cuerpo se enamora del ajo silvestre»

 

Nuestra «especial calidad»

Desde el cultivo hasta el cliente

 
  • Directamente fresco del bosque

  • Certificada recolección a mano

  • Preparación recién cosechado

  • La mejor calidad y preparación de los ingredientes

  • Con el mejor aceite de oliva extra virgen

  • Aprovechable al máximo

  • Sin conservantes

  • Extraordinario de sabor

  • Inalterable durante muchos meses también aunque el frasco se haya abierto.

Contacto directo

Su dirección